2015年3月22日星期日

Muchas Gracias a Todos

MUCHAS GRACIAS A TODOS
Este año el Centro de Cultura de China quiso obsequiar a los alumnos de artes marciales con una celebración del año nuevo chino exclusiva para nosotros, en la que poder disfrutar de esta fiesta tradicional. Esta noticia fue muy bien acogida entre todos los alumnos que nos comentan cosas como “...creo que a todos los presentes nos inundó un sentimiento de alegría y expectación
El 26 de febrero la celebración comenzó con unas palabras del Director del Centro de Cultura de China de agradecimiento a todos los alumnos. Y Shifu quiso agradecer nuestra presencia haciendo una fantástica exhibición de la que todos pudimos disfrutar y de la que el público dice: “...¡Cómo siempre genial” y “ ...Al verle ejecutar la forma te quedas ensimismado por la perfección y armonía en sus movimientos
Después de eso pasamos a ver la exposición y participar en los juegos y actividades, así como de la deliciosa comida con la que nos obsequiaron, pudiendo disfrutar allí de un ambiente distendido en el que poder hablar y compartir un rato juntos.
Hemos recogido las impresiones y sentimientos sobre ese día de algunos de nuestros alumnos.

UN DÍA EMOCIONANTE:
El jueves fue un día emocionante. Tuvimos Fiesta Kung Fu. ¡Fue divertido ver a los compañeros sin sus trajes naranjas! Todos muy guapos y elegantes y cada uno a su estilo. El Centro Cultural de China es un lugar privilegiado y se notaba un ambiente muy bueno y familiar.
La gran sorpresa de la tarde fue la exhibición de Shifu. ¡Cómo siempre genial! No me la esperaba. Me gustó mucho y sobre todo el que mi familia pueda entender un poco mejor qué es el Kung Fu y qué es lo que hacemos durante las clases. También me hizo mucha ilusión la foto de familia con mis compañeros de Kung Fu y Taiji - Qigong para inmortalizar el momento.
La comida estaba muy rica y se acabó pronto. Después del Cocktail pudimos intercambiar opiniones sobre el Kung Fu y algunos compañeros me contaron su experiencia en el Templo y por qué les gustaba entrenar. ¡Me entraron ganas de ir a China! Durante las clases no tenemos casi tiempo para hablar así que fue un buen momento para conocernos mejor. Y también para hablar de cocina China con nuestros profesores Ángel y Miguel...

Es una gran suerte ser alumno de Shifu y aprender Kung Fu con él. Realmente hace las clases diferentes y muy auténticas. Cada día nos ayuda a esforzarnos y a mejorar pero sobre todo a crecer como personas y a ser cada día más felices y un poco mejor.

Muchas gracias Shifu. Tu alumno, Daniel.


UN DÍA ESPECIAL:

El jueves 26 de febrero se nos había convocado a celebrar el Año Nuevo Chino en el Centro de Cultura de China con nuestros compañeros de artes marciales. Es una fecha muy especial para nuestros compañeros chinos y fue estupendo poder compartir una celebración así con ellos.
Fue una gran ocasión para poder pasar un rato todos juntos en un ambiente distendido y festivo. Los niños estaban como locos disfrutando con sus compañeros de la comida y corriendo por la sala, y los mayores pudimos conversar más tranquilamente, pasando un buen rato en nuestra pequeña familia Shaolin. Además fue una buena ocasión para invitar a amigos y familiares y así acercarles algo más a esto que para nosotros es tan importante.

El momento cumbre o el más especial para mí fue la exhibición que hizo Shifu, al verle ejecutar la forma me quedé ensimismada por la perfección y armonía en sus movimientos. En el tiempo que llevo con Shifu nunca le había visto hacer una exhibición en solitario, por eso fue muy importante y creo que lo hizo como agradecimiento a todos los alumnos que habíamos ido y a nuestras familias.
Muchas gracias Shifu por todo y también por ese regalo


CUANDO EL KUNG FU ES MAS QUE KUNG FU
Se acercaba el Año Nuevo Chino y se notaba en el ambiente, a nuestro alrededor un montón de preparativos, los actos se empezaban a suceder cada vez con más frecuencia y los comentarios de los compañeros acerca de los conciertos, exposiciones y toda la programación que se estaba preparando hacía que todo se impregnase de un ambiente festivo y muy positivo.

Un día al terminar la clase nuestro Shifu nos dijo que el Centro Cultural de China iba a preparar una fiesta en exclusiva para los alumnos de Artes Marciales, que se venía a sumar a todos los demás actos. Creo que a todos los presentes nos inundó un sentimiento de alegría y expectación. A partir de ese momento siempre que se terminaba una clase los comentarios acerca de esta popular fiesta china iban en aumento y los planes que hacían los alumnos acerca de visitar la exposición, acudir a los puestos que se estaban instalando al aire libre, asistir al concierto, etc, iban en aumento.

Llegado el día todos los compañeros nos reencontramos, las bromas y el buen humor iban creando un ambiente de festividad. Nos hicieron pasar al salón de actos que se llenó rápidamente, la luz bajo de intensidad y... ¡sorpresa!... nuestro Shifu apareció en el escenario impecablemente uniformado. Apenas dirigió unas palabras al público que allí estamos, al hablar sin micrófono y debido a la emoción del momento, lo único que puede oírle decir es “Gracias”. Se puso en el centro del escenario, unos segundos de concentración y empezó a ejecutar una demostración de Shaolin Kungfu, sus movimientos rápidos y fluidos con otros lentos y calmos me hicieron pensar en un águila planeando tranquila que derrepente cae empicada para volver a planear como sin ningún esfuerzo. Los asistentes como hipnotizados movían sus cabezas acompañando los movimientos que el maestro realizaba y los murmullos de asombro se escapaban de la boca de los más pequeños.

Creo que fue en ese momento cuando me di cuenta lo que significaba el Shaolin Kungfu, mucho mas que un deporte, mucho más que una disciplina, mucho mas que un arte marcial. Una demostración de verdadera Maestría. Cuando la mente es serena, el corazón grande y el espíritu sólido, aunado a casi treinta años de práctica, lo que se proyecta es una demostración como la que hizo nuestro Shifu, que trasciende el vocabulario habitual y cuesta enormemente el poder expresarlo. Con esta exhibición nuestro Shifu quiso darnos las gracias a todos los alumnos pero yo desde estas líneas lo único que puedo decir es Gracias a ti, Shifu, gracias por hacer que nuestras mentes y corazones sean un poco menos indolentes, gracias por tu preocupación en nuestra formación y gracias por traernos la esencia de este arte marcial milenario.

Una vez concluida la exhibición del Maestro, el Director del Centro Cultural el Sr. Luo dirigió unas palabras al público que allí nos congregábamos. Todavía con la emoción en el cuerpo, las palabras del director calaron hondo. La importancia de la cultura, la importancia de conocernos y ser partícipes de las distintas costumbres y la importancia de tender una mano de amistad.
A continuación pasamos a la sala principal donde nos esperaban distintos juegos y actividades como acertar adivinanzas tradicionales para obtener un regalo, una gran pantalla táctil con juegos interactivos, escritura tradicional con pinceles, etc. y por supuesto un estupendo bufete con variados platos y los famosos jiaozi típicos de estas fechas.

Me gusta recordar ese día. Todos juntos, los alumnos más nuevos con los más antiguos, incluso alguno llegó del extranjero justo para la celebración. Con la sensación de estar celebrando en familia con todos los miembros presentes. Desde los más pequeños, pasando por los jóvenes hasta los adultos y los más mayores, algunos de distintas nacionalidades y de distintas partes de España. Todos juntos y unidos por una gran pasión, el Shaolin Kungfu.

Y con la sensación de haber aprendido algo de gran valor de nuestro Maestro, algo para incorporarlo en nuestro día a día y algo para poder ofrecérselo a los que nos rodean. Así mantendré en mi mente y mi corazón el recuerdo de ese día tan especial.




*************************



            

















没有评论:

发表评论